sábado, 21 de noviembre de 2009

Curanto en Queler

En un bosque de Arayanes, repletos de Murcielagos, disfrutamos de dos curantos de un metro y medio, en el sector Queler, Quemchi

3 comentarios:

Sándalo dijo...

Telégrafo silencioso en estas islas talladas por carpinteros, manos sureñas con tradición siguen abandonado las salmoneras. Hay un poste que todavía no ha podido ser reparado, cuando el viento se escucha gemir y los faroles iluminan el insomnio williche.
¿Y nuestra comunicación?. Vaya a saber uno...
Una silueta se contornea por el camino de las murras, medio alzado en el horizonte no escucha las advertencias de sus marionetas delirantes.
Frente a las miradas del destino desnudo aparece la guardia de los queltehues sobre el pueblo, cerrando con violencia la puerta del bar "Los Náufragos" .
Sigue la lluvia y yo me refugio para observarte desde los aleros del abismo, testigos de la noche brumosa. Cómplice.
Monedas perdidas en el fondo del bolsillo. Vino caliente para escribir tu biografía y nuevamente escuchando vidrios rotos susurrar desde el mar.

Abriles dijo...

no se que sea eso, pero no se ve mal

ruth dijo...

mmmmmmmm, quéee ricoooo!!!!
...te estuve llamando el fin de semana pasado. Cuando te vas a Santiago???
Cariños, no sabes cómo echo de menos!!!
Ruth