viernes, 9 de mayo de 2008

Tanto dentro...tanto



Tengo tantas cosas dentro, tantas.... lo que ví, sentí, olí, temí, lo que escuché, a los que acompañé, a los que cuidé, a los que me cuidaron, tantos a los que admiré, los que me emocionaron y me hiceron reir, tengo tanto dentro, tanto, que no sé si alguna ves va a salir.
Yo estoy de nuevo acá, sana y segura, y mi equipo, el PMD Cirujano Videla, de la Armada de Chile, mis amigos, mi familia navegante, siguen allá, aperrando sin claudicar, a 30 metros del Volcán Chaitén, Animo chicos, volveremos allá!!!.

Uffff Esta experiencia fue un ejemplo de humanidad, de fraternidad, de voluntades al servicio del otro, de ese otro, un prógimo desconocido...tengo tantos rostros, tantos nombres......Tengo mil cosas que se tropiezan dentro....quizás lo que traigo como certeza, es mi insolente deseo de vida, que sin pudor defendí.....


Gracias a todos los que llamaron, que me compañaron,y me dieron calma, de verdad muchas Gracias.

4 comentarios:

astrocito dijo...

amiguita.... te quiero mucho....y fuiste grande.... lo eres cuando te bajas del buque y viajas en los zodiac , cuando te embarras los pies, cuando cargas los medicamentos que la señora nunca se tomarà....cuando todos dormimos en nuestras camas y tu no.... no dudes jamàs en lo grande y valiente que eres...... nunca nunca

caminantenohaycamino dijo...

Querida amiga, saber que estás bien, que has vuelto de una situación tan extrema, nos hace, a todos los que te queremos, muy feliz, pero más feliz nos hará saber que tenemos la capacidad de traerte la calma que necesitas.
Tu entrega y valentía nos conmueve y nos llama a movilizarnos, gracias.
Te quiero mucho

la crisantema dijo...

Sabia que estabas alla, aunque ya no rezo, todos los dias me acordaba porque sabia que estabas salvando vidas... mis hermanas te vieron en el camino a la fama...

te felicito linda, estuve pensando en ti y te mande a mi abuela

besos

Nati dijo...

A veces... inexorablemente, la vida se nos escapa. Tardé en darme cuenta, pero olvidamos. Olvidamos muchas cosas, olvidamos sin querer. Perdon si olvide que no importa cuanto crecimos. No importa si estamos más altas, con más voz y determinacion. Olvide, quizas, las niñas que fuimos llenas de temores y nostalgias, y lo facil que llega al corazon esa niñez en momentos asi. Te quiero mucho amiga.