martes, 3 de junio de 2008

En fronteras

En medio de saladas y ardientes fronteras, irreales fronteras, hermanadas en iguales rostros, nuestros rostros,
el mismo sol, los mismos rosados flamencos riendose de este árido desierto.....
Día en Bolivia, noche en San Pedro de Atacama.

11 comentarios:

Danilo haro dijo...

que hermosas palabras doc..
ojala este muy bien , y pasewlo bien igual.se cuida, un abrazo grande.
..adios

Amaranta dijo...

Diriges tus pasos por ese espacio… infinito de inmensidad, inabarcable, incontenible en su silencioso rumor, lleno de ecos de tiempo y distancias...
mágica música del aire, que envuelve los sentidos… latido de tierra que arrulla o que duele… eternidad que saluda y despide a un sol que lo enrojece todo… que al cubrirse de nocturno manto, nos interna en un cielo que podemos tocar… y en ese instante somos cielo, somos noche, somos perpetuidad…
Recorres con ese dulce y redondo sentir, un cercano paisaje… un camino que da origen y contiene mi propio camino... y que claramente no resiste frontera, por tanto, no resiste “tontera”…
Gracias... "sin querer queriendo” (como dijo el chavo) terminé tropezando conmigo

caminantenohaycamino dijo...

"Salgo a caminar por la cintura cósmica del sur..."
y en el caminar vas encontrando huella de tu paso que parece estar esperando el reencuentro.

Soledad Burgos dijo...

sáquele la sustancia a la vida querida prima,,,
te quiero

José Bustos Barra dijo...

Todo me parece bonito...saludos...

pepe

Marcelo Munch dijo...

... y aprendió el hombre a caminar sobre la tierra...

y aprenderá tal vez a decir nosotros.

la crisantema dijo...

Que tal tu cita con Ismael, la mia con Drexler fue increible, en fin...

son lindas tus palabras, siempre son lindas, es lindo como sacas la vida a flote...

Besos
c.

José Bustos Barra dijo...

Sospechosamente lindo....

pepe

Sirena Varada dijo...

Después de verte volar de la mesa a tu isla quiero dejar mi comentario aquí, precisamente aquí, en estas fronteras irreales, y decirte:

¿Y qué decirte qué...? Si tú ya lo has dicho todo? Que se nos va la vida persiguiendo lo esencial y se nos pasa de largo, ocupados en encontrarlo.

¿Y qué decirte qué? Si las palabras que encuentro me parecen vacías y sólo tiene sentido mandarte un abrazo.

Quería decirte un abrazo, un abrazo desde las fronteras hermanadas con el mismo sol, mi admirada Amaranta.

Sirena Varada dijo...

¡Vaya un lapsus!... quise decir Manuela

UnaSirenaVarada dijo...

jajajajaja...¡Dios, qué cabeza la mía!
¡¡¡D A N I E L A !!!!