sábado, 5 de abril de 2008

Otoño en casa

Llego el otoño a mi isla, hoy amaneció frío y con un sol a medio despertar, temprano me di el lujo de hacer fueguito con leña seca (tepú y luma) que guardaba del invierno anterior. Las hojas recién comienzan a volar al mar y el café humea frente a mis rodillas moradas, estoy ante esta vista maravillosa que sólo trae gratitud. Está rica mi casa, calentita y abrigada a pesar de ser la única habitante, ¿Será que el calor viene de mis raíces flotantes?, …que me acompañan con frases, miradas, recuerdos y carcajadas?. Mmmm, un fin de semana en tierra y en el hogar, que placer!!!.
De este otoño, sólo espero los pies menos frío y un buen naufragio
"Si sabes de dónde vienes
puedes saber donde vas
y adivinar quien te quiere..."



4 comentarios:

alguien que pasaba por ahí dijo...

esa frase, sabrás, refiere a la obra de Rulfo, "Pedro Páramo", la guardé por eso, por joaquin, claro. Y ahora también por vos.

sole dijo...

querida daniela, sí, llevas tu NIDO en tu ombligo. no tengo más que mandarte un regalo sonoro, alegre y en colores, ¡claro!, va por mail, luego una cartita más larga.

un abrazo desde el otro mar

Loreto dijo...

que envidia...estoy aburrida de bocinas y motores, balizas, sirenas y gritos. Tu nidito se ve atractivisimo.

la crisantema dijo...

Lo que siempre soñé de casa, está en esa foto, me encanta tu casa y haber llegado acá.


Yo estoy instalada en la capital, en un bloqe de cemento qu a veces amo y otras odio profundamente... cada cual con su destino, me gusto mucho tu blog, nunca te imaginé de otra manera

besos